Hola, visitante! [ Regístrate | Iniciar Sesión

450,00€

Programación y videojuegos

  • Método de Pago: TRANSFERENCIA O PAYPAL
  • Teléfono de contacto: 965125885
  • Estado del Artículo: PARA RESTAURAR
  • Devoluciones: SE ACEPTAN DEVOLUCIONES
  • Anunciado desde: 26/04/2019 8:11
  • Expira el: 9975 días, 5 horas

O se cambia por..

Docentes de Málaga han enviado a las familias circulares alertando de que este videojuego genera una normalización de las conductas agresivas y un incremento de los problemas de atención. El mensaje ha sido compartido y refrendado en redes sociales por profesores de la provincia de Alicante. Uno de ellos, Fran Ortiz, que da clases de Secundaria y en la Facultad de Educación de Alicante, afirma que cada curso tiene su moda. «El problema es la falta de disciplina, de técnicas de estudio y competencia lectora y escritora», afirma. Ala vez reclama más inversión en educación.

Instrucciones de pago y Envío (Por el Vendedor)

Hay casos de niños de 6 años que juegan al Fortnite. Según la última encuesta de Common Sense, organización que brinda apoyo a las familias para promover tecnología segura para la infancia, uno de cada cuatro menores ha jugado durante las clases en la escuela y un tercio reconoce haber estado expuesto a lenguaje inapropiado o acoso al chatear con otros jugadores.

El 75% de los niños ha jugado frente al 47% de las niñas. El programador David Barreiro señala que los videojuegos se diseñan para el género masculino más competitivo que cooperativo, agresivo, con arquetipos muy presentes en una sociedad fundamentalmente machista: militarismo, poder, violencia, heroísmo…. Para el doctor en Psicología Enrique Madrid, autor de una tesis sobre uso del móvil y adicciones tecnológicas, la diferencia de género se debe a una mezcla de factores socio-culturales. «Ellas utilizan más redes sociales tipo Instagram o programas como Tik Tok y ellos tienden a juegos de contenido más violento y más rápido».

 

Instrucciones de Devolución (Por el Vendedor)

Técnico en una unidad de conductas adictivas para las provincias de Valencia y Alicante, le preocupa la adicción al Fortnite. «Tiene que ver con el nuevo fenómeno de la autoestima y la identidad digital. Los chavales piensan: si soy bueno jugando al Fortnite puedo fardar ante mis compañeros con victorias en solitario, en dúo o escuadrón».

Carlos, de 12 años, estudiante alicantino de 1º de ESO, afirma que gana bastante. «Con las horas que le echo, como para no ganar. Cuando pierdo, me cojo cabreos importantes y mi padre me lo apaga todo». Su progenitor afirma que es «una locura». Conoce casos de jugadores de 9 años y quejas de profesores porque «los chiquillos no atienden en clase, están ausentes y lo achacan al videojuego. El mío juega solo los fines de semana pero no hay forma de sacarlo de casa».

Descripción

Se juega con móvil, ordenador y consola. Es gratuito, se descarga en cinco minutos, y futbolistas tan populares como Griezmann se inspiran en él para celebrar sus goles. Según los estudios que manejan los psicólogos, el Fortnite arrasa: siete de cada diez menores alicantinos de 12 a 17 años juegan a este «battle royale» (batalla real), género que combina los elementos de un videojuego de supervivencia con la estrategia de un último jugador en pie. Es tal la adicción que genera que psicólogos, educadores y sociólogos alertan ya de los problemas de concentración para realizar actividades pausadas como atender en clase. Es un fenómeno que va a más, y que causa agresividad y baja tolerancia a la frustración.

Con avanzados escenarios y personajes hiperrealistas, el ritmo trepidante del Fortnite engancha a niños y adolescentes, que reciben continuos estímulos para no perder, con versiones (Patio de Juegos), que permiten a los ya eliminados reaparecer en segundos y volver a disparar. Un único jugador puede enfrentarse contra 100 personas. El que no haya fronteras en la composición de los equipos, con chavales de distintos países en una especie de red social en la que hablan y se comunican por el chat, puede generar problemas de sueño-vigilia por la diferencia horaria (siempre hay alguien con quien poder jugar) con la consiguiente reducción del rendimiento escolar.

 

Sin etiquetas

43 total views, 2 today

  

Listing ID: 4395cc2bd25e9c6b

Report problem

Processing your request, Please wait....

Enlaces Patrocinados